Miradas sobre el Nansa

En mayo del año 2013, iniciándome en la modalidad de vídeo en miniatura, maqueta o tilt-shift, con una semi-reflex Panasonic Lumix DMC FZ48 de àpenas 240€. Recorrí el Valle del Nansa con la intención de grabar una serie de planos para un vídeo en modo miniatura. Aunque con el tiempo he ido mejorando la técnica y el equipo, esta fue la primera vez que probé este efecto y donde captaba la miniatura a través de un preset prestablecido que disponía la cámara.

El motivo del vídeo, un concurso audiovisual en la zona donde acogían la modalidad de timelapse y donde tenía la intención de presentarme. El pleno conocimiento del terreno y mi proximidad a él -estaba en él- me permitió realizar unas cuantas horas de grabación. Como en todo lo que se parte desde cero, tuve algunos pequeños inconvenientes que fui salvando poco a poco. Un trípode bastante malo hacía que muchas tomas fueran desechables, y el poco movimiento que hay en la zona complicaba encontrar un motivo en que fijarse para centrar las tomas.

El resultado fue óptimo dadas las circustancias técnicas, el desconocimiento del efecto y la inexperiencia. La mayor gamba fue presentar el vídeo sin cumplimentar las bases. Cuando se establecía que los vídeos deberían llegar a los cinco minutos de duración mi 'testa despistada' entregó uno de poco más de cuatro minutos, por lo que fui descalificado sin saber hasta donde podría llegar mi vídeo.

No obstante, el resultado es peculiar. Y merece la pena visualizarlo

Click para ver vídeo.

valle del nansa, rionansa, cantabria. Torre de Obeso

«Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo»
Benjamin Franklin